Leave a comment

La noche de las velitas

Pasadas las 08:00 P.M. salí a caminar por el barrio, es una costumbre de años cuando se celebra la tradicional noche de las velitas. Es un homenaje a la Virgen María, que sirve además de encuentro familiar.

La animación estaba en todas las casas del barrio donde ahora vivo, Estadio Norte. Las aceras estaban colmadas de farolas a los que los niños atendían para mantenerlas encendidas.

Las puertas de las casas abiertas, mientras  afuera sus moradores departían alrededor de mesas servidas de viandas navideñas, natilla, buñuelos y  postres; algunos hacían parrilladas en los amplios jardines de la calle Pichincha en el Estadio.

En uno de los parques del sector, una familia numerosa rezaba alrededor de la imagen de la Inmaculada. Más tarde, cuando pasé nuevamente por el lugar, seguían ahí ya no rezando sino bailando. Ví mucha alegría y tomé una foto. Me la festejaron agitándome las manos.

Medellín es ahora una ciudad distinta. La gente sale ahora a la calle y vive sus fiestas. Lo comprobamos cuando nos visitó Madonna, fecha en la que  se vivió un verdadero carnaval.

Percibo una navidad diferente, llena de paz, luz y color. Espero no equivocarme.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: